hda9d
*Los mensajes han sido traducidos del Inglés y se ha cambiado el formato para darle anonimato*

¿Qué está pasando?

Era lo que me preguntaba una y otra vez al leer los mensajes que me mandaba esta chica. ¿Cómo llegué aquí?

Al salir de la universidad, estaba en esa etapa de no saber que hacer. Quería dedicarme a la psicología clínica, pero eso lleva tiempo en todo lo que uno encuentra un lugar y se pone al servicio de posibles clientes. En esas estaba, esperando a que me llamara de milagro mi primer cliente cuando decidí invocar a Google.

Había escuchado que habían páginas en línea adonde uno podía ingresar y contarle a alguien sus problemas. Yo no quería contarle mis problemas a nadie, si no quería ser esa persona que ayudaba a los demás. Pensé que esta podía ser una buena forma de recordar lo que había aprendido en la universidad y al mismo tiempo ayudarle a alguien que en algún rincón del mundo vivía problemas emocionales y que necesitaba de mi ayuda como nueva psicóloga.

Fue así como conocí a Estefanía (nombre Ficticio), quien vivía en Nueva York, con su novia. Estefanía estaba en crisis, pues acababa de perder su empleo y ya que nunca había tenido el dinero para asistir a la universidad, estaba frustrada pues nunca había podido hacer lo que a ella le gustaba: el diseño gráfico.

En esta página no recomiendan que se trate a las personas como uno lo haría en una sesión de terapia, ya que la mayoría de personas que se apuntan para escuchar no son psicólogos y más son jóvenes que buscan ayudar.

Estafanía, por alguna razón siempre estaba conectada y era la primera en hablarme al ver mi nombre. Ya que siempre he tenido cuidado al dar mi información en línea, había utilizado un nombre falso y la foto de perfil era una generada por la página con el fin de mantener la confidencialidad de los “Oyentes” o de los que escuchábamos.

Así pasaron las semanas, me sentía orgullosa de mí misma por haberle podido ayudar a las personas y ya que me empezaban a llegar clientes en la vida real, empecé a meterme menos y menos a esta página. Estefanía me mandaba mensajes a diario, cada día era un problema diferente y cada día estos problemas se volvían más y más exagerados: “Choqué y mi carro dio vuelta pero no me pasó nada”, “Tuve que ir a emergencias por una ruptura de un quiste”, “me caí y me quebré la pierna”, etc.

Intentaba ayudarle, pero mi intuición me decía que estos sucesos no eran más que mentiras fabricadas para llamar mi atención. Además, cuando intentaba tocar el tema, ella lo cambiaba rápidamente y empezaba a preguntarme de mi día. Nunca le dije mucho, en la universidad me habían enseñado que uno para el paciente debe ser un lienzo en blanco, en el cual el paciente se proyecta y así nos convertimos en lo que el paciente necesita. Claro, siempre manteniendo la distancia y profesionalmente nuestro rol como terapeutas.

Yo era la única en la vida de Estefanía que la escuchaba, que estaba ahí para ella, y ya que no me conocía físicamente, era fácil para ella imaginarse en mí a alguien que podía llenar su necesidad de amor y de cariño.

Cometí muchos errores, como lo han visto hasta ahorita, pero mi mayor error fue no darle la importancia que se merecía esta transferencia. Pensé que como era en línea y ella vivía en otro país que no debía tomármelo muy en serio.

Luego, ocurrió esto:

Intenté ser muy clara con ella, le dije que no estaba interesada, que mi orientación sexual no era la misma que la suya y que yo estaba para ayudarle, no para buscar una relación.

Se enojó mucho. El día siguiente me escribió que había cortado con su novia, se había ido de su casa a vivir con sus papás nuevamente y había perdido un empleo en el cual llevaba pocas semanas.

Intenté darle humor a las cosas:

3ag8w

No funcionó (obviamente).

Al final, hubo una gran pelea que me dejó, honestamente, agotada emocionalmente. Amenazó con quitarse la vida. Los moderadores de la página, que obviamente habían leído todo, interfirieron y la cambiaron de “Oyente”, le aconsejaron que buscara ayuda psicológica y yo nunca regresé al sitio.

Al ponerme a pensar en esto, me impresiona lo fácil que fue para mí involucrarme emocionalmente con una persona en línea, aunque para mí no fuera más que una amistad. Esto que tengo pareja en la vida real, quien todavía se ríe porque: “No entiendo cómo eres psicóloga y le terminaste de arruinar la vida”, “Me diste baje y por eso a tí te toca invitar a cenar” y “ya tengo con qué molestarte toda la vida.”

giphy

Descubrí que es muy fácil involucrarse emocionalmente con una persona en línea, es por esto que existen tantas empresas increíblemente exitosas como: Match.com, OkCupid, EHarmony, y muchas otras que se encargan de ayudarle a personas a encontrar pareja en línea. Es cada día más común ver que personas se enamoran de esta manera e incluso llegan a casarse y formar familias.

La famosa aplicación de Tinder, ahora sólo te conecta con personas que viven cerca tuyo, esto les ayuda aún más a ser exitosos pues ya las personas no deben vencer la barrera de la distancia.

Yo pienso que cuando te enamoras de alguien que no conoces, te puedes estar enamorando de la idea de esta persona y no de ella en realidad. Es fácil vivir tus ilusiones y fantasías con alguien que no te deja ver sus defectos, con alguien que te puede estar mintiendo.

Existe fácilmente y más veces de lo que no permitimos aceptar lo siguiente:

jm7fv2ljjfw-market_maxres
Personas que mienten y crean personajes y relaciones completamente falsos en línea con el fin de conseguir dinero, entretenimiento o simplemente aceptación.

Catfish: Mentiras en la red

Las personas que llegan a conocerse en la vida real y a formar relaciones deben enfrentarse tarde o temprano a la realidad. Nunca nadie será como tú te lo imaginabas, por más fotos y citas por Skype que tengas, siempre deberás enfrentarte a ciertas cosas cuando al fin conozcas a esa persona.

¿Tú que piensas? ¿Te puedes enamorar de alguien por el Internet? ¿Te ha ocurrido alguna vez? Deja tu comentario, nos interesa mucho saber lo que tu piensas y tal vez tu historia le puede ayudar a alguien que esté pasando por lo mismo.

Hasta la próxima.

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s