Como hablábamos anteriormente en la entrada Teens: Hablemos de lo Bueno, el cerebro del adolescente funciona de diferente manera que el de un adulto. A la hora de identificar ciertos problemas, como la depresión, esto nos puede causar confusión.

Esperamos que el adolescente presente los mismos síntomas que presenta un adulto cuando está deprimido y por esto, muchas veces, la depresión pasa desapercibida en el adolescente. Esto es peligroso, pues podemos llegar a pensar que nuestro adolescente sólo es un “malcriado”, cuando en realidad puede estar luchando contra algo más grave.

En adultos, la depresión se manifiesta a través de un estado de ánimo deprimido y melancólico, desesperanza, falta de interés y/ o pérdida de motivación. Por el contrario, la depresión en los adolescentes se manifiesta a través comportamientos agresivos, abuso de sustancias y otros síntomas somáticos o físicos. Frecuentemente, los adolescentes con depresión presentan una combinación de síntomas físicos y psicológicos.

Síntomas Físicos:

  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de peso
  • Dificultad para conciliar el sueño
  • Necesidad excesiva de dormir

Síntomas psicológicos:

  • Disminución de autoestima
  • Apatía, pérdida de interés o placer en las cosas
  • Pérdida de concentración
  • Fluctuaciones en el estado de ánimo
  • Disminución en el rendimiento académico
  • Pérdida del interés en situaciones sociales, sentimientos de soledad, de estar aislado
  • Pensamientos o intentos de suicidio

No es necesario que el adolescente presente todos estos síntomas, sin embargo, esta lista nos puede ayudar a identificar los signos de que nuestro hijo o hija tiene un problema de depresión.

La depresión no es “normal” en el adolescente, no es algo que se arregla con una nalgada o con un fuerte regaño. Muchas veces, la falta de empatía por parte de los padres puede empeorar el problema y hacerle sentir que está solo. Recordemos que su cerebro funciona de manera diferente, por lo que para nosotros algo puede ser insignificante, para ellos importa.

Más de una vez hemos escuchado la historia del joven o el adolescente que se suicidó y nadie logró entender la causa. No se veía deprimido, no se veía que tenía algún problema, pero tal vez porque esperábamos encontrar aquellos signos que vemos en los adultos, cuando el adolescente no los expresa de la misma manera.

Si piensas que tu hijo o hija está sufriendo de depresión, es importante que busques ayuda. La depresión no se quita con el tiempo y ya que se presenta en la adolescencia, puede ser muy determinante en su desarrollo.

Esperamos tus comentarios y opiniones, no dudes en escribirnos si tienes alguna duda.

Hasta la próxima.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s